LOS TALLERES DE HAKOMI

Los talleres de Hakomi están diseñados para un público amplio de personas interesadas en conocer y mejorar sus hábitos de relación, sus creencias limitantes y su capacidad para establecer relaciones nutritivas y satisfactorias. Hakomi es fundamentalmente un método experiencial. Los alumnos aprenden trabajando tanto en el grupo grande como en pares o en grupos chicos, haciendo ejercicios que les ayudan a conocer cómo organizan su experiencia alrededor de sus hábitos automáticos y creencias inconscientes. Un elemento esencial de Hakomi es aprender a cultivar un estado de la mente al que le llamamos mindfulness o atención plena. Significa llevar nuestra atención a estar tan plenamente conscientes como nos es posible, del flujo de la experiencia presente. El hecho de ser testigos de nuestra experiencia es un paso radical para romper con las creencias limitantes y los patrones no deseados. Cada ejercicio aumenta esta capacidad de quedarnos con lo que vamos descubriendo momento a momento. Los 4 talleres básicos son:

Presencia Amorosa

Acallando la Mente

El Lenguaje No Verbal

Relaciones Nutricias

En general estos talleres se dan durante un fin de semana cada uno. Los grupos funcionan mejor con un mínimo de 12 alumnos y un máximo de 35. El primer taller puede ser impartido por los alumnos avanzados que ya hayan cursado un entrenamiento. Los otros tres solamente pueden ser impartidos por maestras y entrenadoras certificadas.

El Taller de Presencia Amorosa





La presencia amorosa es un estado de ser. Es un estado en el que el corazón se siente abierto, conectado, aceptante, con gratitud y cuidado para los demás y para una misma. Es el mejor estado con el que podemos ofrecer apoyo emocional y/o espiritual.

La presencia amorosa exige que nos mantengamos en el presente, tanto para nosotros mismos como para el otro.

Presencia amorosa implica que deliberadamente nos damos el tiempo para buscar qué de la otra persona nos hace sentirnos bien, nos enriquece, nos inspira, nos conmueve. En ese estado naturalmente nos movemos hacia un ritmo interno y externo más pausado, más sereno, más acallado. Quizás apreciemos la belleza del otro como lo hacemos con una obra de arte. O puede que nos mueva la fuerza de su carácter, su sentido del humor, su dulzura, su sabiduría y aun su dolor. Al intentar hacer esto debemos de estar dispuestos a estudiar qué viejos hábitos y creencias nacidas de nuestra historia personal y cultural se interponen a la hora de ver o ser vistas en presencia amorosa. Con frecuencia necesitamos hacer mucho trabajo personal para lograr entrar en este estado que describe Ron:

“Mi primer impulso es encontrar algo que amar, algo que me inspire, algo heroico, algo que uno puede reconocer como el regalo y el peso de la condición humana, el dolor y la gracia que está ahí para ser visto en cada persona con la que te encuentras.”

En resumen, en este entrenamiento:

“El cuerpo nunca miente. Su tono, color, postura, proporciones, movimientos, tensiones y vitalidad expresan a la persona que hay dentro. El cuerpo dice cosas de la historia emocional de uno, de nuestros sentimientos más profundos, de nuestro carácter y personalidad… las actitudes y los patrones musculares fijos se reflejan, resaltan y sostienen uno al otro. Es como si el cuerpo ve lo que la mente cree y el corazón lo siente y se ajusta de acuerdo a eso. El patrón muscular a su vez sostiene la actitud. Por ejemplo el encorvarse hacia adelante hace que cada acción sea haga más difícil y entonces la vida misma parece ser más pesada… siendo que nuestros traumas más profundos están incrustados en nuestras entrañas y músculos, para liberarnos también tenemos que liberar a nuestros cuerpos”

Existe también un taller para los alumnos avanzados que deseen certificarse. El taller consiste de dos partes, por un lado, profundizar las habilidades y el estado de la mente propias del método y por otro lado que las alumnas hagan sesiones supervisadas y a la vez observen y asistan en sesiones demo por parte de las maestras.

Estoy dispuesta a viajar y dar los talleres y entrenamientos en el exterior. Desde el primer entrenamiento estuve a cargo de la traducción/interpretación tanto para los entrenamientos como para los talleres y las reuniones en Puerto Morelos. También hablo francés e italiano pero no perfectamente. Estoy dispuesta a hacer la traducción para otros talleres afines.

Últimamente he extendido mi práctica más allá de las limitaciones geográficas dando sesiones via Skype.

LOS TALLERES DE TAPPING

Tapping funciona muy bien en grupo. Lo ideal es primero tomar un taller de un día de tapping en general. Después dependiendo del interés de las participantes se puede diseñar un taller dirigido a algún tema en particular. Por ejemplo, en un taller sobre sobrepeso el grupo podrá  darse cuenta que comparten varias creencias, como… ¿si bajo de peso y resulto atractiva, cómo me voy a defender?  En mi familia todos tenemos sobrepeso, si bajo, ¿me van a excluir? ¿los voy a traicionar?

Otro ejemplo de un tema para un taller podría ser alrededor del dinero. Es probable que surjan creencias comunes como “La gente rica es mala”. “Si gano más dinero habrá gente que sienta que los dejo atrás.” “Si me hago rico mi vida se va a arruinar en otros sentidos”.  “No merezco ser rico”. Etc.

En realidad los talleres de tapping se pueden dar para una enorme variedad de temas- ansiedad, relaciones, miedos y fobias, e invariablemente surgiran sentimientos profundos y dolorosos en relación a creencias limitantes muy comunes como no sentirse digno, no sentirse suficiente, no sentirse amado, no sentirse merecedor, sentir que el mundo no es un lugar seguro, etc., etc.

Para obtener más información o para proponer el tema de un taller de tapping, pueden escribir a rosa.belendez@gmail.com.